LegalBook®

Legislación Relacionada a la Higiene y Seguridad en el Trabajo

Decreto 659/96

Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborales

 

Boletín Oficial

Ir a la Norma Actualizada

Bs. As., 24/6/96

 

VISTO la Ley Nº 24.557, las Resoluciones M.T. y S.S. Nº 341 de fecha 11 de octubre de 1995 y 423 de fecha 13 noviembre de 1995, el Acta del COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE Nº 6 de fecha 20 de febrero de 1996, el Laudo del Señor Ministro de Trabajo y Seguridad Social de la Nación Nº 179 de fecha 1º de marzo de 1996 y

 

CONSIDERANDO:

Que el COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE creado por el artículo 40 de la LEY SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO y constituido por Resoluciones M.T. y S.S. Nº 341/95 y 423/95 fue convocado el día 20 de febrero de 1996, con el fin de emitir dictamen sobre la Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborales prevista por el artículo 8º, apartado 3 de la mencionada ley.

Que la representación gubernamental en el COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE presentó una Tabla de Incapacidades Laborales con aplicación de factores de ponderación, entre los que se consideran el tipo de actividad las posibilidades de reubicación laboral y la edad del trabajador.

Que la referida taba o baremo es el resultado de un profundo estudio técnico en el que han participado, en etapas previas, representantes de las organizaciones de empleadores y trabajadores.

Que se ha tenido en consideración para su confección la Tabla de Evaluación de Incapacidades de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales de la ADMINISTRACIÓN NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL (ANSeS) 1994, la Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborativas Permanentes de la ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE SALUD 1995 y las Normas para la Evaluación y Cuantificación del Grado de Invalidez de los trabajadores afiliados al SISTEMA INTEGRADO DE JUBILACIONES Y PENSIONES, Baremo 1994.

Que también cabe destacar que esta Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborales ha sido discutida y acordada dentro del ámbito del COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE de la LEY SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO, habiendo recibido el valioso aporte de los técnicos de las partes representadas en dicho Comité.

Que las representaciones gubernamental y sindical han dado amplio acuerdo a la Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborales presentada ante el COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE de la LEY SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO, votando en consecuencia por su aprobación.

Que los tres integrantes de la representación empresaria votaron favorablemente, formulando reserva respecto de los factores de ponderación, en tanto que el representante de la UNIÓN INDUSTRIAL ARGENTINA se abstuvo, objetando la incidencia porcentual que podrían provocar dichos factores.

Que, no obstante poder interpretarse la abstención como un asentimiento pasivo, ante las reservas planteadas por el sector empresario se recurrió al mecanismo previsto por el artículo 40, inciso 3, párrafo 3º de la LEY SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO.

Que, en consecuencia, el Señor Ministro de Trabajo y Seguridad Social en su carácter de presidente del COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE creado por la Ley Nº 24.557, laudó favorablemente para la aprobación de la Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborales.

Que los laudos o dictámenes emanados del COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE tienen por finalidad preparar la voluntad administrativa y, en particular, en el caso de los incisos b), c), d) y f) del citado artículo 40, conformarla de acuerdo con sus conclusiones, ello en virtud del carácter vinculante que la misma norma les impone.

Que el PODER EJECUTIVO NACIONAL considera oportuno aprobar los dictámenes del COMITÉ CONSULTIVO PERMANENTE con relación a la Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborales prevista por la Ley Nº 24.557.

Que habiéndose cumplido con lo dispuesto por el artículo 49 disposición final 1º de la LEY SOBRE RIESGOS DEL TRABAJO, resulta procedente, a fin de conferir la necesaria seguridad jurídica todos los interesados, que el PODER EJECUTIVO NACIONAL establezca con certeza la fecha de entrada en vigencia de la Ley.

Que el presente decreto se dicta en base a las facultades conferidas por el artículo 99, inciso 2 de la CONSTITUCIÓN NACIONAL, y el artículo 8º, inciso 3 de la Ley Nº 24.557.

 

Por ello,

EL PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA

DECRETA:

 

Artículo 1º — Apruébase la Tabla de Evaluación de Incapacidades Laborales que como ANEXO I forma parte integrante del presente.

Art. 2º — Establécese como fecha de entrada en vigencia de la Ley sobre Riesgos del Trabajo, el día 1 de julio de 1996.

Art. 3º — Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — MENEM. — Jorge A. Rodríguez. — José A. Caro Figueroa. — Alberto J. Mazza.

 

ANEXO I

 

TABLA

DE EVALUACIÓN

DE INCAPACIDADES LABORALES

LEY 24.557

 

PIEL

Generalidades

 

LAS LESIONES DE PIEL QUE SERÁN EVALUADAS, SON LAS QUE DERIVEN DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES QUE FIGUREN EN EL LISTADO, DIAGNOSTICADAS COMO PERMANENTES O SECUELAS DE ACCIDENTES DE TRABAJO.

La evaluación de las mismas toma en cuenta: las zonas afectadas, la profundidad y extensión de la lesión, la repercusión funcional y el grado de dificultad laboral que ocasionan; en función de estos factores, se fijará el grado de incapacidad dentro del rango establecido.

Elementos útiles para la evaluación: Anamnesis, examen físico y estudios complementarios específicos (test cutáneo, biopsias, inmunología, etc.).

 

Diagnóstico

% Incapacidad

1. — DERMATITIS CRONICA

 

(por contacto o por hipersensibilidad. Con o sin componente de fotosensibilidad)

 

— Crónica recidivante con remisión mayor del 50 % ante medidas terapéuticas y suspensión de la exposición al agente, y recidiva habitual ante la reexposición al agente.

 

A. Cualquier área corporal excepto cara y manos:

0-10 %

B. Cara:

5-20 %

C. Una mano:

10-30 %

D. Dos manos:

15-40 %

— Crónica recidivante con remisión menor del 50 % ante medidas terapeúticas y suspensión de la exposición al agente, y recidiva habitual ante la reexposición al agente.

 

A. Cualquier área corporal excepto cara y manos:

0-40 %

B. Cara:

10-30 %

C. Una mano:

10-40 %

D. Dos manos:

20-60 %

2. — DERMATITIS ACTINICA CRONICA Y RETICULOIDE ACTINICO

 

— Cualquier área corporal excepto cara y manos:

0-30 %

— Sólo manos:

10-30 %

— Sólo cara:

10-40 %

— Manos y cara:

20-60 %

3. — RADIODERMATITIS

 

(valorar el compromiso funcional)

 

A — Sin lesiones ulceradas.

 

B — Con lesiones ulceradas.

 

Cualquier área corporal excepto cara y manos:

A: 0-20 %

 

B: 10-40 %

— Sólo manos:

A: 0-15 %

 

B. 20-50 %

— Sólo cara:

A: 0-30 %

 

B: 20-60 %

— Manos y cara:

A-10-40 %

 

B: 20-60 %

4. — QUERATODERMIAS PALMOPLANTARES

 

(crónicas con remisión menor de 50 % ante medidas terapéuticas y suspensión de la exposición laboral)

 

— Sólo plantas (evaluar en función del compromiso para la estación de pie y la marcha):

0-40 %

— Una mano (según compromiso funcional):

0-30 %

— Dos manos (según compromiso funcional):

10-50 %

5. — ACNE

 

Cloracné:

 

— Compromiso menor de 50 % de superficie corporal:

0-10 %

— Compromiso mayor de 50 % de superficie corporal:

10-20 %

— Compromiso menor de 50 % de superficie de cara:

0-25 %

— Compromiso mayor de 50 % de superficie de cara:

10-40 %

Oleoso:

 

— Compromiso menor de 50 % de superficie corporal:

0-5 %

— Compromiso mayor de 50 % de superficie corporal:

5-10 %

— Compromiso menor de 25 % de superficie de cara:

0-15 %

— Compromiso mayor de 25 % de superficie de cara:

10-20 %

6. — HIPOPIGMENTACION CRONICA

 

— Compromiso menor de 50 % de superficie corporal

0-15 %

— Compromiso mayor de 50 % de superficie corporal

5-25 %

— Compromiso de cara menor del 25 %

0-15 %

— Compromiso de cara mayor del 25 %

10-25 %

7. — PORFIRIA CUTANEA TARDA:

 

Si la exposición al sol le causara trastornos funcionales:

10-40 %

8. — SINDROMES ESCLERODERMICOS:

0-20 %

9. — INFECCIONES CUTANEAS CRONICAS Y/O SECUELAS:

5-15 %

10. — ANAFILAXIA

0-20 %

11. — DERMATITIS PRE-CANCEROSAS MULTIPES (> 10)

10-30 %

12. — CARCINOMAS BASOCELULAR Y ESPINO CELULAR

 

— Sin secuelas deformantes:

0-15 %

— Con secuelas deformantes:

 

— En cualquier área corporal excepto caras y manos:

10-20 %

— En manos:

15-30 %

— En cara:

20-40 %

— Con pérdida parcial mayor de 20 % de superficie de párpados, nariz o boca:

30-40 %

— Con pérdida de la visión de uno o dos ojos por invasión directa (evaluar según capítulo Ojos).

 

— Metástasis:

90 %

 

13. — CICATRICES

Para la evaluación se remite a los Capítulos correspondientes a la zona afectada.

14. — QUEMADURAS

Las quemaduras pueden ser causadas por elementos físicos, químicos o radiantes.

Métodos de evaluación:

Las lesiones superficiales que curen sin dejar cicatriz ni secuelas, no serán motivo de evaluación.

Para determina el grado de incapacidad ocasionada por una quemadura, hay que tener en cuenta su extensión, profundidad, el compromiso de la movilidad articular y las secuelas estéticas.

La evaluación de la pérdida de la movilidad, deberá realizarse de acuerdo con lo expresado en el capítulo correspondiente a las lesiones osteoarticulares.

Para cuantificar la extensión de la lesión se aplicará la "Regla del Nueve", donde se le asigna el 36 % de la superficie corporal al tórax y dorso, el 36 % a los dos miembros inferiores, el 18 % a ambos miembros superiores, el 9 % a la cabeza y el 1 % a los genitales (masculino o femenino).

La profundidad de las quemaduras se evalúa de la siguiente manera:

Tipo A (superficial o epidérmico);

Tipo AB (epidermis y dermis);

Tipo B (dermis hasta aponeurosis o hueso)

Al tipo "A" o primer grado, se le asignará el 50 % del porcentaje de la extensión de la superficie corporal lesionada. En el caso del tipo "AB" o de segundo grado, se le fijará un porcentaje igual al área afectada; por último, al tipo "B" o de tercer grado, se le asignará el doble de la extensión del sector aquejado.

Así, por ejemplo, una quemadura de la parte anterior del brazo izquierdo, que involucra la cara anterior del codo y no llega a la mano del tipo AB, le corresponderá una incapacidad de acuerdo con el siguiente detalle:

 

Limitación funcional del codo por retracción desde los 150a llega a los 70a(flexoextensión)

extensión de la quemadura

profundidad o tipo AB

La sumatoria nos da: 27 % de incapacidad.

20 %

3,5 %

3,5 %

 

Otro ejemplo: la quemadura de los genitales externos en un hombre con una retracción en la abducción entre ambos miembros inferiores y del tipo AB.

En este caso correspondería:

 

Limitación en la abducción en ambos miembros inferiores (símil anquilosis en abducción)

Extensión de quemadura

Tipo de quemadura "AB"

La sumatoria nos da: 32 % de incapacidad.

30 %

1 %

1 %

 

Otro ejemplo: la quemadura de la cara anterior del miembro inf. con limitación de la flexoextensión de rodilla, del tipo B.

En este caso correspondería:

 

Limitación en la extensión de rodilla (flexoextensión desde 150a a 20a)

Extensión de la quemadura:

Tipo de quemadura "B":

La sumatoria nos da: 47 % de incapacidad.

20 %

9 %

18 %

 

El compromiso de estructuras localizadas en la zona afectada (por ejemplo: ojos), será evaluado acorde a lo referido en los capítulos correspondientes.

15. — LESIONES PRODUCIDAS POR ACCIÓN DE ANIMALES PONZOÑOSOS

Se valorará el compromiso local, según el ítem correspondiente a Quemaduras; para la limitación funcional de las estructuras osteoarticulares se remite al Capítulo correspondiente.

La manifestación general de la acción tóxica del veneno de serpientes y de la ponzoña de escorpiones, se valorará acorde a la secuela consolidada, para lo cual se remite al Cap. correspondiente.

 

OSTEOARTICULAR

Generalidades

 

PARA LA EVALUACIÓN DE LAS AFECCIONES OSTEOARTICULARES SE TENDRÁN EN CUENTA LAS SECUELAS ANATOMO-FUNCIONALES DERIVADAS DE UN ACCIDENTE DE TRABAJO O DE UNA ENFERMEDAD PROFESIONAL.

Para su diagnóstico se empleará fundamentalmente la clínica y en caso de sospecha de simulación se requerirá de exámenes de apoyo tales como radiografías simples, estudios electrofisiológicos, Tomografía Axial Computada (TAC - scanner), Resonancia Nuclear Magnética, potenciales evocados somatosensitivos, entre otros.

Las fracturas que consoliden bien sin dejar secuela alguna (muscular, neurológica, etc.), no serán motivo de resarcimiento económico y serán consideradas incapacidad temporal.

El dolor puro, no acompañado de signos objetivos de organicidad, no será objetivo de incapacidad permanente. En estos casos estará indicado la utilización de exámenes de apoyo.

En los pacientes afectados de invalideces múltiples producto de lesiones anatómicas y/o fucionales en un mismo segmento corporal se procederá a la suma de todas ellas para el cálculo de la invalidez total. El resultado final tendrá como máximo el porcentaje de incapacidad dado por la pérdida completa (amputación del segmento estudiado).

Si el trabajador presentara con anterioridad, limitación de los movimientos de una o varias articulaciones, se tomará como normal la capacidad restante de esa/s articulación/es y se harán los cálculos de la nueva rigidez proporcionalmente a dicha capacidad restante.

 

Los segmentos a considerar son:

1. — COLUMNA

VERTEBRAL

 

 

CERVICAL

 

 

DORSOLUMBAR

 

 

SACROCOXIS

 

2. — CAJA TORACICA

 

3. — MIEMBRO SUPERIOR

 

4. — MIEMBRO INFERIOR

 

COLUMNA VERTEBRAL

 

1) La limitación de la movilidad y/o anquilosis de la columna vertebral que se va a evaluar a los fines de esta ley, son lo que resulte de la consolidación viciosa o secuelas de accidentes laborales.

2) En los casos de limitación de la movilidad, cuando son varios los movimientos afectados, se suma aritméticamente el grado de incapacidad de cada uno de ellos.

3) En los casos en que la columna se encuentra anquilosada, el mayor valor por anquilosis, corresponde a la incapacidad global de la columna.

4) Las alteraciones anatómicas y limitaciones en los sectores cervical y/o dorsolumbar se combinan entre sí cuando coexisten.

5) Por alteraciones "clínicas" se entiende fuerza, tono, trofismo y reflejos. La limitación de la movilidad se valora aparte sumándose aritméticamente.

6) De no estar contemplado el eventual compromiso neurológico en la incapacidad evaluada por secuela osteoarticular, el mismo, determinado en el Cap. correspondiente, se combinará con esta.

 

Consolidación viciosa Secuelas de Fracturas

 

Fractura de cuerpo vertebral, con acuñamiento, sin lesión radicular

0-15 %

Acuñamiento menor de 30º

15-30 %

Acuñamiento mayor de 30º

 

Fractura de cuerpo vertebral operada, con lesión radicular leve o moderada, corroborada electromiográficamente

10-15 %

Fractura de cuerpo vertebral operada, con lesión radicular severa, corroborada electromiográficamente

20-35 %

Fractura de cuerpo vertebral, operada, sin secuelas

5 %

Fractura de apófisis espinosa sin secuelas

0 %

Fractura de apófisis transvera sin secuelas

0 %

Fractura de cuerpo vertebral, sin secuelas

0 %

Fractura de cuerpo vertebral, con acuñamiento y lesión radicular leve a moderada, corroborada electromiográficamente

10-25 %

Fractura de cuerpo vertebral, con acuñamiento y lesión radicular severa, corroborada electriomiográficamente

15-40 %

Cérvicobraquialgia post-traumática, sin alteraciones clínicas, radiográficas ni electromiográficas

0 %

Cérvicobraquialgia post-traumática, con alteraciones clínicas, radiológicas y electromiográficas leves a moderadas

5-25 %

Hernia de disco operada, sin secuelas

5 %

Hernia de disco inoperable (según criterios médicos)

20-30 %

Hernia de disco operada, con secuelas clínicas y electriomiográficas leves

10-15 %

Hernia de disco operada, con secuelas clínicas y electromiográficas moderadas

15-20 %

Hernia de disco operada, con secuelas clínicas y electromiográficas severas

20-40 %

Espondilolistesis traumática sin repercusión electromiográfica

 

Grado I:

0-2 %

Grado II:

2-4 %

Grado III:

4-6 %

Grado IV:

6-10 %

Espondilolistesis traumática, con repercusión electromiográfica leve a moderada

10-15 %

Espondilolistesis traumática, con repercusión electromiográfica severa

20-40 %

Espondilolistesis traumática, operada, sin secuela electromiográfica

0 %

Espondilolistesis traumática, operada, con secuela electromiográfica leve a moderada

10-15 %

Espondilolistesis traumática, operada, con secuela electromiográfica severa

20-40 %

Lumbalgia post-traumática sin alteraciones clínicas, radiográficas ni electromiográficas

0 %

Lumbalgia post-traumática, con moderadas alteraciones clínicas y radiográficas, sin alteraciones electromiográficas

0-5 %

Lumbalgia post-traumática con severas alteraciones clínicas y radiográficas, sin alteraciones electromiográficas

5-10 %

Lumbociatalgia, sin alteraciones clínicas, radiográficas ni electromiográficas

0 %

Lumbociatalgia, con alteraciones clínicas y radiográficas y/o electromiográficas, leves a moderadas

5-10 %

 

Limitación funcional

 

Sólo se evaluará a la que derive de accidentes laborales.

El 0º se toma con la cabeza y el tronco mirando hacia adelante.

 

Columna Cervical

 

Excursión desde 0º hasta:

 

 

Extensión

Rotación

Inclinación

Flexión

4 %

2 %

4 %

4 %

10º

2 %

2 %

3 %

3 %

20º

1 %

1 %

1 %

1 %

30º

0 %

1 %

0 %

0 %

40ºa 70º

 

 

0 %

 

 

Columna Dorsolumbar

 

Excursión desde 0º hasta:

 

 

Rotación D.I.

Inclinación D.I.

Flexión

Extensión

5 %

4 %

9 %

3 %

10º

4 %

2 %

8 %

2 %

20º

2 %

0 %

7 %

1 %

30º

0 %

 

6 %

0 %

40º

 

 

5 %

 

50º

 

 

4 %

 

60º

 

 

3 %

 

70º

 

 

2 %

 

80º

 

 

1 %

 

90º

 

 

0 %

 

 

Los porcentajes de limitación se suman aritméticamente cuando son varios los movimientos afectados.

 

Anquilosis

Anquilosis en:

Columna Cervical

 

 

Rotación

Inclinación

Flexión

Extensión

20 %

20 %

20 %

20 %

10º

27 %

25 %

27 %

27 %

20º

33 %

30 %

33 %

33 %

30º

40 %

35 %

40 %

40 %

40º

 

40 %

 

 

 

Columna Dorsolumbar

 

 

Rotación

Inclinación

Flexión

Extensión

30 %

30 %

30 %

30 %

10º

40 %

45 %

33 %

40 %

20º

50 %

60 %

37 %

50 %

30º

60 %

 

40 %

60 %

40º

 

 

43 %

 

50º

 

 

47 %

 

60º

 

 

50 %

 

70º

 

 

53 %

 

80º

 

 

57 %

 

90º

 

 

60 %

 

 

El porcentaje total por anquilosis es el que corresponde a la mayor cifra por tal afección, los resultados parciales no se suman.

 

CAJA TORACICA

Consolidación Viciosa - Secuelas de fracturas

 

Luxación esterno-clavicular

sin incapacidad

Luxación esterno-costal

sin incapacidad

Desarticulación esterno-condral bilateral, con respiración paradojal e insuficiencia resp. sin solución terapéutica

hasta 70 %

Fractura de esternón no complicada

sin incapacidad

Fractura de esternón complicada

según secuelas

Fractura de una costilla

sin incapacidad

Fracturas costales múltiples, con complicación respiratoria

según secuelas

Fracturas costales múltiples, sin complicación

sin incapacidad

 

MIEMBRO SUPERIOR

 

En los casos de lesión anatómica y/o funcional del miembro más hábil se adicionará un 5 % del porcentaje de incapacidad calculado. En el caso en que existan rangos de porcentaje, el criterio a seguir para la determinación del porcentaje en el caso particular será en función del recupero de la funcionalidad del miembro y de la prótesis colocada.

 

Amputaciones

 

Amputación interescapulotorácica

70 %

Desarticulación escápulohumeral

66 %

Amputación a nivel de brazo

66 %

Desarticulación de codo

40-60 %

Amputación a nivel de 1/3 superior de antebrazo

40-60 %

Amputación a nivel de 1/3 medio de antebrazo

40-60 %

Amputación a nivel de 1/3 interior de antebrazo

40-60 %

Amputación de ambas manos

100 %

Amputación de mano

40-60 %

Amputación de mano transmetacarpiana

40-60 %

Amputación de los cinco dedos

40-60 %

Amputación de los diez dedos

100 %

Amputación de los cuatro dedos menos el pulgar

40 %

Amputación a nivel metacarpofalángica de pulgar

30 %

Amputación a nivel de la 1º falange del pulgar

25 %

Amputación a nivel de la interfalángica del pulgar

15 %

Amputación distal de la última porción falángica del pulgar

8 %

Amputación a nivel de la metacarpofalángica del índice

14 %

Amputación a nivel de la interfalángica proximal del índice

11 %

Amputación a nivel de la interfalángica distal del índice

9 %

Amputación distal de la última porción falángica del índice

6 %

Amputación a nivel de la metacarpofalángica del mayor

11 %

Amputación a nivel de la interfalángica proximal del mayor

8 %

Amputación a nivel de la interfalángico distal del mayor

6 %

Amputación distal de la última falange del mayor

2 %

Amputación a nivel de la metacarpofalángica del anular

8 %

Amputación a nivel de la interfalángico proximal del anular

6 %

Amputación a nivel de la interfalángica distal del anular

5 %

Amputación distal de la última falange del anular

3 %

Amputación a nivel de la metacarpofalángica del meñique

5 %

Amputación a nivel de la interfalángica proximal del meñique

4 %

Amputación a nivel de la interfalángica distal del meñique

3 %

Amputación distal de la última falange del meñique

1 %

 

Secuelas de fracturas

 

A estos porcentajes se le sumarán aritméticamente los que correspondan por repercusión funcional por lesión de los nervios periféricos, no pudiendo dicha suma ser mayor a la amputación de dicho segmento.

Las fracturas que consoliden sin complicaciones, no serán motivo de incapacidad laboral.

 

Fractura de húmero con callo deforme, angulación y/o acortamiento

10 %

Fractura de escafoides con necrosis

10-20 %

Fractura de escafoides con necrosis y artrosis

15-25 %

Fractura de escafoides con pseudoartrosis

15 %

Resección de escafoides

10-15 %

Fractura de semilunar consolidada, con necrosis

6-9 %

Fractura de semilunar con necrosis y artrosis

6-9 %

Resección de semilunar

6-9 %

 

Hombro

Limitación funcional

Abdo - Elevación

 

Desde 0º hasta:

 

10-20 %

10º

10-20 %

20º

8-15 %

30º

8-15 %

40º

7 %

50º

7 %

60º

6 %

70º

5 %

80º

5 %

90º

4 %

100º

4 %

110º

2 %

120º

2 %

130º

1 %

140º

1 %

150º

0 %

 

Aducción

Desde 0º hasta:

 

6 %

10º

5 %

20º

1 %

30º

0 %

 

Elevación anterior

Desde 0º hasta:

 

10 %

10º

9 %

20º

8 %

30º

8 %

40º

7 %

50º

7 %

60º

5 %

70º

5 %

80º

4 %

90º

4 %

100º

3 %

110º

2 %

120º

2 %

130º

1 %

140º

1 %

150º

0 %

 

Elevación posterior

Desde 0º hasta:

 

2 %

10º

2 %

20º

1 %

30º

1 %

40º

0 %

 

Rotación interna

Desde 0º hasta:

 

4 %

10º

3 %

20º

2 %

30º

1 %

40 a 80º

0 %

 

Rotación externa

Desde 0º hasta:

 

8 %

10º

7 %

20º

7 %

30º

5 %

40º

5 %

50º

4 %

60º

3 %

70º

2 %

80º

1 %

90º

0 %

 

Anquilosis

Anquilosis en:

 

 

Abdoeleva

Aduc.

Eleva ante.

Eleva post.

Rot. I.

Rot. E.

36 %

36 %

36 %

36 %

36 %

36 %

10º

34 %

44 %

32 %

42 %

42 %

30 %

20º

31 %

52 %

28 %

48 %

48 %

24 %

30º

28 %

60 %

24 %

54 %

54 %

29 %

40º

25 %

 

27 %

60 %

60 %

34 %

50º

26 %

 

30 %

 

 

40 %

60º

29 %

 

33 %

 

 

44 %

70º

32 %

 

36 %

 

 

50 %

80º

36 %

 

39 %

 

 

55 %

90º

40 %

 

42 %

 

 

60 %

100º

42 %

 

45 %

 

 

 

110º

46 %

 

48 %

 

 

 

120º

50 %

 

51 %

 

 

 

130º

53 %

 

54 %

 

 

 

140º

56 %

 

57 %

 

 

 

150º

60 %

 

60 %

 

 

 

 

Codo

Limitación funcional

Flexo extensión

 

Retenida en:

%

Desde los 150º hasta:

%

60 %

0 %

10º

57 %

10º

1 %

20º

55 %

20º

2 %

30º

50 %

30º

4 %

40º

50 %

40º

5 %

50º

45 %

50º

10 %

60º

40 %

60º

15 %

70º

35 %

70º

20 %

80º

30 %

80º

25 %

90º

25 %

90º

30 %

100º

8 %

100º

35 %

110º

6 %

110º

40 %

120º

5 %

120º

45 %

130º

3 %

130º

50 %

140º

2 %

140º

55 %

150º

0 %

150º

60 %

 

Pronación o Supinación

Desde 0º hasta:

 

 

(para cada lado)

10

7 %

20º

6 %

30º

5 %

40º

4 %

50º

3 %

60º

2 %

70º

1 %

80º

0 %

 

Anquilosis

Anquilosis en:

 

60 %

10º

58 %

20º

55 %

30º

50 %

40º

45 %

50º

43 %

60º

40 %

70º

35 %

80º

32 %

90º

30 %

100º

35 %

110º

40 %

120º

45 %

130º

50 %

140º

55 %

150º

60 %

 

Muñeca

Limitación funcional

Flexión dorsal

Desde 0º hasta:

 

8 %

10º

6 %

20º

5 %

30º

4 %

40º

2 %

50º

1 %

60º

0 %

 

Flexión palmar

Desde 0º hasta:

 

9 %

10º

7 %

20º

6 %

30º

5 %

40º

3 %

50º

2 %

60º

1 %

70º

0 %

 

Desviación radial

Desde 0º hasta:

 

2 %

10º

1 %

20º

0 %

 

Desviación cubital

Desde 0º hasta:

 

3 %

10º

2 %

20º

1 %

30º

0 %

 

Anquilosis

Anquilosis en:

 

 

Flexión

Extensión

Desv. Radial

Desv. cubital

18 %

18 %

18 %

18 %

10º

23 %

17 %

36 %

30 %

20º

28 %

16 %

54 %

42 %

30º

34 %

15 %

 

54 %

40º

38 %

23 %

 

 

50º

44 %

41 %

 

 

60º

49 %

54 %

 

 

70º

54 %

 

 

 

 

Pulgar

Limitación funcional

Articulación Carpo-metacarpiana (incluye Aducción y Abducción):

 

Flexión

Extensión

Desde 0º hasta:

Incapacidad Global

Desde 0º hasta:

Incapacidad Global

3 %

3 %

10º

1 %

10º

2 %

15º

0 %

20º

1 %

 

 

30º

0 %

Articulación Metacarpo-falángica

Articulación interfalángica

 

 

Flexión

 

Movilidad hasta

Incapacidad Global

Movilidad hasta

Incapacidad Global

14 %

12 %

10º

12 %

10º

10 %

20º

8 %

20º

8 %

30º

6 %

30º

6 %

40º

4 %

40º

5 %

50º

2 %

50º

4 %

60º

0 %

60º

2 %

 

 

70º

1 %

 

 

80º

0 %

 

Anquilosis: Carpo- metacarpiana

(Incluye la Aducción y Abducción)

 

En flexión de:

Incapacidad Global

En Extensión de:

Incapacidad Global

7 %

7 %

10º

12 %

10º

10 %

20º

17 %

20º

14 %

 

 

30º

17 %

 

Anquilosis: Metacarpo-Falángica

Anquilosada en:

 

 

Incapacidad global

12 %

10º

10 %

20º

9 %

30º

12 %

40º

13 %

50º

15 %

 

Anquilosis Inter-Falángica

Anquilosada en:

 

 

Incapacidad global

10 %

10º

9 %

20º

8 %

30º

8 %

40º

8 %

50º

10 %

 

Dedos de la mano menos el Pulgar

Limitación funcional

Articulación Metacarpo-falángica

Flexión

Desde 0º hasta:

 

 

Incapacidad global

8 %

10º

7 %

20º

6 %

30º

5 %

40º

4 %

50º

3 %

50º

3 %

70º

2 %

80º

1 %

90º

0 %

 

Articulación Interfalángica proximal

Flexión

Desde 0º hasta:

 

 

Incapacidad global

8 %

10º

8 %

20º

7 %

30º

6 %

40º

5 %

50º

4 %

60º

3 %

70º

3 %

80º

2 %

90º

1 %

100º

0 %

 

Articulación Interfalángica distal:

Flexión

Desde 0º hasta:

 

 

Incapacidad global

6 %

10º

5 %

20º

4 %

30º

4 %

40º

3 %

50º

2 %

60º

1 %

70º

0 %

 

Anquilosis: Indice y Mayor

Incapacidad Global

 

Anquilosis:

M-F

I-F-P

I-F-D

8 %

8 %

6 %

10°

8 %

8 %

5 %

20°

7 %

8 %

5 %

30°

6 %

8 %

5 %

40°

8 %

7 %

4 %

50°

8 %

8 %

5 %

60°

10 %

8 %

5 %

70°

11 %

8 %

6 %

80°

13 %

10 %

 

90°

14 %

10%

 

100°

11 %

 

 

 

Anquilosis: Anular y Meñique

 

Anquilosis Metacarpo-falángica

0 % global

Pseudoartrosis

 

En las incapacidades siguientes está incluida la pérdida por repercusión funcional.

 

Clavícula

2-4 %

Húmero

15-30 %

Cúbito, diafisaria

9-12 %

Cúbito, olecraneana

12-15%

Cúbito, apófisis estiloides

0-1%3

Radio, diafisaria

6-9%

Radio, apófisis estiloides

0-2 %

Radio y Cúbito

30-40 %

Escafoides

15-18 %

Semilunar

15-18 %

 

Inestabilidad articular

En las incapacidades siguientes está incluida la pérdida por repercusión funcional, valorará mediante la Radiología de estrés o dinámica.

 

Hombro: por pérdida de partes blandas u óseas

25-35 %

Hombro: luxación recidivante escápulo humeral

12-15 %

Codo: por pérdida de partes blandas u óseas

20-25 %

Muñeca: por pérdida de partes blandas u óseas

15-20 %

 

Lesiones músculo-tendinosas

En las incapacidades siguientes está incluida la pérdida por repercusión funcional.

 

Ruptura de deltoides

10-15 %

Ruptura del tríceps

9-12 %

Ruptura proximal del bíceps

5-8 %

Ruptura distal del bíceps

6-9 %

Sección de flexores antebrazo o muñeca

5-10 %

Sección de extensores antebrazo o muñeca

5-10 %

Síndrome de Volkman

20-40 %

 

Las lesiones músculo-tendinosas de la mano, serán evaluadas de acuerdo a la limitación DE la movilidad.

MIEMBRO INFERIOR

 

Amputaciones

 

Amputación interabdómino-pelviana

80 %

Amputación bilateral

100 %

Desarticulación coxofemoral

70 %

Amputación de muslo, 1/3 proximal

45-65 %

Amputación de muslo, 1/3 medio y distal

40-60 %

Desarticulación de rodilla

:40-60 %

Amputación bajo rodilla con muñón funcional

30-50 %

Amputación por debajo de la rodilla bilateral

80 %

Desarticulación tobillo (Syme)

25-45 %

Amputación de pie con conservación de calcáneo (Ricard)

20-40 %

Amputación mediotarsiana (Chapart)

20-40 %

Amputación tarsometatarsiana (Lisfranc)

20-40 %

Amputación transmetatarsiana

15-25 %

Amputación de los 5 dedos

10-20 %

Amputación del 1er. dedo

15 %

Amputación. del 1er. dedo y su metatarsiano

17 %

Amputación del 5to. dedo y su metatarsiano

12 %

Amputación de 2do., 3ro. o 4to. dedos con su metatarsiano

12 %

Amputación de la falange distal del hallux

6 %

Amputación de uno de los dedos 2do. 3ro. ó 4to.

2 %

Amputación del 5to. dedo

2 %

Amputación de dos falanges de los dedos 2do., 3ro. ó 4to.

1,5 %

Amputación de dos falanges del 5to. dedo

1,5 %

Amputación de una falange de los dedos 2do., 3ro. ó 4to.

1 %

Amputación de una falange del 5to. dedo

1 %

 

Cadera

Limitación funcional

Desde 0° hasta:

 

 

Flexión

Extensión

Abducción

Aducción

Rot. Ext.

Rot. Int.

7 %

2 %

6 %

3 %

5 %

5 %

10°

7 %

2 %

5 %

2 %

4 %

3 %

20°

6 %

1 %

3 %

0 %

3 %

2 %

30°

5 %

0 %

2 %

 

2 %

1 %

40°

4 %

 

0 %

 

1 %

0 %

50°

4 %

 

 

 

0 %

 

60º

3 %

 

 

 

 

 

70°

3 %

 

 

 

 

 

80º

2 %

 

 

 

 

 

90º

1 %

 

 

 

 

 

100º

0 %

 

 

 

 

 

 

Anquilosis

Anquilosis en:

 

 

Flexión

Extensión

Abducción

Aducción

Rot. Int.

Rot. Ext.

28 %

28 %

28 %

28 %

28 %

28 %

10º

25 %

32 %

31 %

34 %

31 %

30 %

20º

22 %

36 %

34 %

40 %

34 %

33 %

25º

20 %

38 %

35 %

 

35 %

34 %

30º

21 %

40 %

37 %

 

37 %

35 %

40º

24 %

 

40 %

 

40 %

38 %

50º

27 %

 

 

 

 

40 %

60º

29 %

 

 

 

 

 

70º

32 %

 

 

 

 

 

80º

35 %

 

 

 

 

 

90º

37 %

 

 

 

 

 

100º

40 %

 

 

 

 

 

 

Rodilla

Limitación funcional

Flexión

Desde 0º hasta:

 

30 %

10°

25 %

20º

20 %

30º

17 %

40º

16 %

50º

14 %

60º

13 %

70º

11 %

80º

10 %

90º

8 %

100º

7 %

110º

6 %

120º

4 %

130º

3 %

140º

2 %

150º

0 %

 

Extensión

Desde 0° hasta:

 

0 %

10º

10 %

20º

20 %

30º

40 %

40º

50 %

50º a 150º

60 %

 

Aniquilosis

Anquilosis en:

 

30 %

10º

35 %

20º

40 %

30º

45 %

40º

50 %

50º a 150º

65 %

 

Tobillo

Limitación funcional

Flexión Dorsal

Desde 0° hasta:

 

3 %

10º

2 %

20º

0 %

 

Flexión Plantar

Desde 0° hasta:

 

6 %

10º

4 %

20º

3 %

30º

2 %

40º

0 %

 

Inversión

Desde 0º hasta:

 

2 %

10º

2 %

20º

1 %

30º

0 %

 

Eversión

Desde 0° hasta:

 

2 %

10º

1 %

20º

0 %

 

Anquilosis

Anquilosis en:

 

 

Flex. dorsal

Flexión plantar

Inversión

Eversión

12 %

12 %

12 %

12 %

10º

20 %

16 %

17 %

20 %

20º

28 %

20 %

23 %

28 %

30º

 

24 %

28 %

 

40º

 

28 %

 

 

 

Dedos del Pie

Anquilosis o Limitaciones Funcionales

1er. dedo

 

a) Articulación interfalángica:

 

Grado de flexión

 

2 %

10°

3 %

20°

3 %

30°

4 %

b) Articulación metatarso-falángica:

 

Grado de flexión dorsal

 

3 %

10°

3 %

20°

4 %

30°

4 %

40°

5 %

50°

5 %

Grado de flexión plantar

 

3 %

10°

4 %

20°

4 %

30°

5 %

Resto de los dedos

 

a) Articulación interfalángica proximal

1 %

b) Articulación metatarsofalángica

 

De 0° a 20°

1 %

De 20º a 30°

2 %

Acortamiento de los miembros inferiores

 

De 0 a 1,50 cm.

2 %

De 1,50 a 2,50 cm.

4 %

De 2,50 a 4cm.

6 %

De 4 a 5 cm.

8 %

Más de 5 cm,

10 %

 

Secuelas de Fracturas

 

Diastasis pubiana con subluxación sacro ilíaca, con complicación visceral pelviana, según secuelas (pelvis inestable):

20-40 %

Fractura de cótiló con protrusión acetabular

12-20 %

Fractura del cótilo con protrusión y necrosis de cabeza femoral

20-25 %

Secuela de luxación traumática de cadera, con fractura marginal y necrosis de cabeza femoral

20-25 %

Secuela de fractura de cuello de fémur

15-20 %

Prótesis parcial o total de cadera

10-15 %

Prótesis infectada o secuela (operación de rescate Girlestone)

40-60 %

A la incapacidad precedente no debe adicionarse la correspondiente a repercusión funcional y acortamiento del miembro.

-Fractura diáfisis femoral consolidada en, deseje (angulada o rotada)

15-20 %

Fractura de platillo tibial con incongruencia articular

15-20 %

Fractura de rótula con desplazamiento

hasta 6 %

Patelectomía parcial

3-6 %

Patelectomía total

5-10 %

Prótesis parcial o total de rodilla

15-20 %

Prótesis parcial o total de rodilla, con signos radiográficos de aflojamiento

25-30 %

Prótesis parcial o total de rodilla, infectada o secuela quirúrgica de rescate

40-50 %

A la incapacidad precedente no debe adicionarse la correspondiente a repercusión funcional y acortamiento del miembro.

Fractura diafisaria de tibia sin desplazamiento

5-10 %

Fractura diafisaria de peroné sin desplazamiento

3-5 %

Fractura de tibia y/o peroné consolidada en eje

5-15 %

Fractura de tibia y/o peroné consolidada en deseje (angulada o rotada).

10-20 %

Fractura unimaleolar de tobillo

3-6 %

Fractura bimaleolar o trimaleolar de tobillo, con congruencia articular

10-15 %

Fractura bimaleolar o trimaleolar de tobillo, con incongruencia articular

15-20 %

Diastasis tibio perónea

hasta 6 %

Fractura de astrágalo con necrosis

15-25 %

Astragalectomía

15-25 %

Fractura de calcáneo con aplastamiento, artrosis subastragalina

20-25 %

Fractura de ambos calcáneos con aplastamiento, marcha claudicante y artrosis subastragalina

25-30 %

Fractura de escafoides tarsiano con necrosis

5-10 %

Fracturas múltiples de pie, con edema, pie plano post-traumático,

 

atrofia de Sudeck

20-30 %

Fractura múltiple del pie, con edema, pie plano post traumático, bilateral

30-40 %

 

Lesiones menisco-ligamentarias

En las incapacidades siguientes está incluido el porcentaje por repercusión funcional.

Rodilla

 

Síndrome meniscal con signos subjetivos

0 %

Síndrome meniscal con signos objetivos (hidrartrosis, hipotrofia muscular, bloqueo, maniobras)

8-10 %

Meniscectomía sin secuelas

3-6 %

Meniscectomía con hidrartrosis, hipotrofia muscular

10-15 %

Hidrartrosls crónica

5-8 %

Sinovitis crónica con signos objetivos

5-8 %

Inestabilidad interna sin hipotrofia ni hidrartrosis, por lesión del ligamento lateral interno

10-15 %

Inestabilidad interna con atrofia, hidrartrosis y alteraciones en la marcha

15-25 %

Inestabilidad anterior o posterior, sin atrofia ni hidrartrosis, por lesión ligamentaria de cruzado anterior o posterior

10-15 %

Inestabildad anterior y posterior con atrofia, hidrartrosis y alteraciones en la marcha

15-25 %

Inestabilidad externa sin hipotrofia ni hidrartrosis, por lesión de ligamento lateral externo

10-15 %

Inestabilidad externa con atrofia, hidrartrosis y alteraciones en la marcha

15-25 %

Inestabilidad combinadas

30 %

Inestabilidades combinadas con hipotrofias e hidrartrosis

40 %

 

Lesiones musculares y tendinosas

Serán evaluadas según la limitación funcional que produzcan.

Pseudoartrosis

En las incapacidades siguientes está incluido el porcentaje por repercusión funcional.

 

Cuello femoral

40-60 %

Fémur. diafisaria

40-60 %

Fémur, supracondílea

40-60 %

Tibia, extremo proximal como secuela de osteotomía fallida

20-40 %

Tibia diafisaria

20-40 %

Peroné, diafisaria

5-10 %

Tibia y Peroné

20-40 %

Unimaleolar tibial

6-9 %

Unimaleolar peronea, infrasindesmal

3-6 %

Unimaleolar peronea, transindesmal

6-9 %

Unimaleolar peronea, suprasindesmal

9-12 %

Astrágalo

10-25 %

Metartasiano primero

3-6 %

Metatarsiano, 2do, 3ro, 4to., ó 5to.

0-2 %

Metatarsiano, base de 5to.

0-2 %

Hallux, ler. Falange

0-2 %

Hallux, 2da. falange

0-1 %

 

Inestabilidad articular

En las incapacidades siguientes está incluida la pérdida' por repercusión funcional.

Cadera

 

Inestabilidad articular

40-60 %

 

Rodilla

 

Inestabilidad Interna, sin hipotrofia ni hidrartrois

5-15 %

Inestabilidad interna con atrofia, hidrartrosis y alteraciones en la marcha

15-25 %

Inestabildad externa, sin hipotrofia ni hidrartrosis

5-15 %

Inestabilidad externa con atrofia, hidrartrosis y alteraciones en la marcha

15-25 %

Inestabildad anterior o posterior, sin atrofia ni hidrartrosis

5-15 %

Inestabilidad anterior y posterior, con atrofia, hidrartrosis y alteraciones en la marcha

15-25 %

Inestabildades combinadas

30 %

Inestabilidades combinadas, con hipotrofia e hidrartrosis

40 %

 

Tobillo

 

Inestabildad de tobillo con corroboración radiológica

5-10 %

Inestabildad de ambos tobillos con corroboración radiológica

15-30 %

 

CABEZA Y ROSTRO

LAS LESIONES DE CABEZA Y ROSTRO QUE SERAN EVALUADAS, SON LAS QUE DERIVEN DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES QUE FIGURAN EN EL LISTADO, DIAGNOSTICADAS COMO PERMANENTES O SECUELAS DE ACCIDENTES DE TRABAJO

Para la evaluación de las lesiones producidas en la cabeza y el rostro se tendrán en cuenta: la zona afectada, la extensión de la lesión, la profundidad de la misma, el aspecto, complicaciones, cambios de color y el compromiso anatomo-funcional de los distintos órganos allí localizados. Asimismo se valorará la repercusión estética.

A la valoración de la incapacidad órgano-funcional se le sumará la correspondiente por la secuela estética.

CABEZA

Las lesiones óseas y neurológicas son evaluadas en la capítulo correspondiente a neurología. Las lesiones aquí evaluadas se refieren a las heridas contusas y/o cortantes producidas en la zona pilosa.

 

Herida contusa y/o cortante, en zona pilosa, con cicatriz cubierta

0 %

Herida contusa y/o cortante, en zona pilosa, con cicatriz descubierta

1-3 %

Scalp de cuero cabelludo, en zona pilosa, con pérdida parcial del mismo, con cicatriz cubierta

-1 %

Scalp de cuero cabelludo, en zona pilosas, con pérdida parcial del mismo, con cicatriz descubierta

1-3 %

Scalp de cuero cabelludo, con pérdida definitiva y parcial de la capa correspondiente al cabello:

 

0 a 5 cm de diámetro

1-5 %

5 a 10 cm de diámetro

5-10 %

más de 10 cm de diámetro

10-20 %

Scalp de cuero cabelludo, con pérdida definitiva y total de todas las capas:

 

0 a 5 cm. de diámetro

5-10 %

5 a 10 cm. de diámetro

10-20 %

más de 10 cm. de diámetro

20-40 %

 

ROSTRO

 

Frente

Cicatriz frontal, horizontal, sobre surco o arruga, menor 4 cm.

0-2 %

Cicatriz frontal, horizontal, sobre surco o arruga, mayor 4 cm.

5-7 %

Cicatriz frontal, transversal o perpendicular, menor 4 cm.

5-7 %

Cicatriz frontal, transversal o perpendicular, mayor 4 cm.

8-10 %

Cicatriz frontal, estelar o en superficie, menor 4 cm2.

5-7 %

Cicatriz frontal, estelar o en superficie, mayor 4 cm2.

8-15 %

Cicatriz frontal, estelar o en superficie, con injerto cutáneo, menor de 4 cm2. 5-7 %

 

Cicatriz frontal, estelar o en superficie, con injerto cutáneo, mayor de 4 cm2. 8-15 %

 

Estallido de Seno Frontal uni o bilateral, sin complicación

5-10 %

Estallido de Seno Frontal uni o bilateral, con complicación

Según secuelas

Cicatriz lineal de Arco Superciliar

0-2 %

Cicatriz retráctil de Arco Superciliar (notoria)

1-3 %

Pómulo

Cicatriz lineal, menor 5 cm.

1-3 %

Cicatriz lineal, mayor 5 cm.

4-6 %

Cicatriz en superficie, menor 6 cm2.

0-5 %

Cicatriz en superficie, mayor 6 cm2.

6-10 %

Fístula salival, sin tratamiento

5-7 %

Orbita

— Borde Superior

 

Alopecía de la ceja, unilateral

3 %

Alopecía de la ceja, bilateral

5 %

Fractura con depresión de la zona

5-10 %

Fractura Apófisis orbitaria externa, con desplazamiento, (involucra a la extremidad superior del Malar, sin fractura de la misma), sin tratamiento

10-15 %

Fractura Malar, su Apófisis orbitaria sola o asociada a la Apófisis orbitaria Frontal

15-20 %

— Borde Inferior

 

Fractura del piso orbitario Lámina horizontal, con desplazamiento, con diplopía

45 %

— Borde Interno

 

Fractura con desplazamiento del unguis

5-8 %

— Borde Externo

 

Debemos hacer mención especial sobre los huesos malares. En los grandes traumatismos faciales, el malar se fractura, dando origen a una secuela que debe ser reparada de inmediato, debido a la caída del piso orbital y la diplopía sobreviniente.

Contenido Orbitario y partes blandas Ver ojo.

 

Senos Nasales Ver nariz, garganta y Oído.

 

Lefort I Trazo horizontal del paladar y no compromete órbitas

Según secuelas

Lefort II Atraviesa el borde infraorbitario, el piso, la pared interósea de la órbita y la lámina perpendicular Etmoides

Fístulas craneorrea etc.

Lefort III Se agrega al trazo anterior la pared etc. externa de la órbita, Apófisis orbitaria del Frontal y el Cigoma

 

Las alteraciones visual y/u olfatoria y/o ventilatoria nasal, se sumarán a la incapacidad anatómica.

Pabellón Auricular

Pérdida total, unilateral

12 %

Pérdida del lóbulo auricular

4 %

Alteración estética parcial, unilateral

5-10 %

Alteración estética parcial, bilateral

15 %

A las lesiones del pabellón auricular se le sumará la incapacidad por repercusión auditiva y/o vestibular.

Mentón

Cicatriz lineal, menor 4 cm.

0-2 %

Cicatriz lineal, mayor 4 cm.

2-4 %

Comisura labial

Retracción labio superior

3 %

Desviación comisura labial

5 %

Retracción de ambos labios

12-15 %

Maxilar inferior

Incluye rama ascendente, rama horizontal, Gonión, Apófisis Coronoidea, Zona del Cóndilo-borde superior alveolar y Mentón

Según secuela

Pérdida de la función masticatoria

70 %

Mutilaciones extensas de partes óseas y blandas

60-80 %

Fístula salival

25-30 %

Todas las lesiones de cabeza y rostro se evaluarán posterior al tratamiento y si quedaran como secuelas intratables.

 

OJOS

Generalidades

LAS LESIONES DE OJOS QUE SERAN EVALUADAS, SON LAS QUE DERIVEN DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES QUE FIGUREN EN EL LISTADO, DIAGNOSTICADAS COMO PERMANENTES O SECUELAS DE ACCIDENTES DE TRABAJO.

La secuela de un accidente laboral o las alteraciones producidas por una enfermedad profesional con repercusión oftalmológica pueden producir el siguiente compromiso de la función visual.

1. — Pérdida de la agudeza visual. Por compromiso de los medios transparentes, de la retina del nervio óptico, de la vía óptica o de la corteza sensorial.

2. — Pérdida del campo visual, puede ser uni o bilateral.

3. — Pérdida o compromiso de la función motora de la musculatura extraocular (con o sin diplopía).

4. — Pérdida de alineamiento ocular y de la posición y o movilidad palpebal (ptosis, lagoftamos y otras alteraciones).

5. — Lesiones de la Vía Lagrimal.

6. — Alteraciones misceláneas.

Elementos útiles para la evaluación: Anamnesis, Examen físico Oftalmológico: Agudeza visual, Campo visual, Fondo de Ojo, Biomicroscopía (BMC), Retinofluoresceinografía y/o Neurológico.

Eventualmente se completará el diagnóstico con: Rx, Eco, TC, RMN o Potenciales evocados.

En todos los casos se evaluará la capacidad visual bilateral.

1. — Agudeza visual

1.1 — La agudeza visual se determinará corregida si procede o sin corrección si el uso del lente convencional o de contacto no resulta soportable (intolerancia, aniseiconia, defectos no corregibles de la superficie ocular).

Cuando el lente de contacto es bien tolerado, su corrección será la que deberá considerarse en el cálculo de la invalidez.

1.2 — La pérdida de la visión de un ojo deberá ser evaluada siguiendo los valores que proporciona la Tabla de Sená, aprobada por el Consejo Argentino de Oftalmología.

 

AV.: Agudeza visual

ENUC: Enucleación

ES/P: Enucleación s/prótesis

 

 

 

AV

1

0.9

0.8

0.7

0.6

0.5

0.4

0.3

0.2

0.1

-0.1

Enuc

s/P

1

0

1

2

4

6

9

13

18

24

32

42

45

50

0.9

1

2

3

5

8

11

15

20

26

34

43

47

52

0.8

2

3

5

7

10

13

18

23

29

37

45

50

54

0.7

4

5

7

9

13

16

21

26

32

40

50

55

58

0.6

6

8

10

13

16

20

25

30

36

44

55

60

62

0.5

9

11

13

16

20

24

29

34

41

49

60

65

67

0.4

13

15

18

21

25

29

33

39

47

56

70

70

73

0.3

18

20

23

26

30

34

39

45

54

65

80

80

80

0.2

24

26

29

32

36

41

47

54

64

75

90

90

90

0.1

32

34

37

40

44

49

56

65

75

85

100

100

100

-0.1

42

43

45

50

55

60

70

80

90

100

100

100

100

Enuc

45

47

50

55

60

65

70

80

90

100

100

100

100

Es/P

50

52

54

58

62

67

73

80

90

100

100

100

100

 

1.3 — La pérdida total de la visión de un ojo será causal de una invalidez del 42 %. A ese valor se referirá el cálculo de las perdidas de la visión y del campo visual.

1.4 — De acuerdo a la Tablas de Sená la pérdida del globo ocular (enucleación) dará una invalidez del 45 %.

1.5 — Si el trabajador es portador de ojo único, al momento de iniciar la relación laboral, el compromiso de la visión se evaluará de acuerdo a la siguiente tabla. Las visiones deberán estimarse con corrección de los vicios de refracción que pudieren existir.

 

Agudeza Visual

0,9

0,8

0,7

0,6

0,5

0,4

0,3

0,2

0,1

% Invalidez

5

10

20

35

50

70

80

90

100

 

1.6 — Si el compromiso de la visión es bilateral se evaluará de acuerdo a la Tabla de Sená resultando el porcentaje de la unión de la línea horizontal (agudeza del primer ojo) con el valor de la línea vertical (agudeza del segundo ojo).

1.7 — Puede existir mala agudeza visual por visión macular con respecto a la visión periférica. En este caso deberá atenderse al oficio que desempeña el accidentado para evaluar la incapacidad.

En general deberá atenderse en este y en todos los casos al criterio de invalidez para el oficio específico, para determinados trabajos o para todo trabajo (Ciego legal de la OMS).

1.8 — En el caso de un paciente afáquico corregido o de uno pseudofáquico con lente intraocular y con o sin corrección adicional al aire se considerará como índice de Incapacidad la visión central remanente a la que se el agregará un 30 % en consideración a la pérdida del campo visual periférico.

Si hay problemas en el ojo no lesionado y esto se ha acrecentado con el traumatismo se le otorgará lentes.

Cuando se trata de un ojo sin lente intraocular la AV determinada según la tabla de Sená se divide por dos (por ejemplo: 8/10 serán 4/10) para el cálculo visual normal.

1.9 — La catarata inoperable se evaluará según agudeza visual.

2. Pérdida del Campo Visual

2.1 — La pérdida del campo visual debe determinarse una vez garantizada la mayor agudeza visual posible, con corrección, si fuera necesario.

2.2. — El compromiso del campo visual se evaluará considerando el siguiente esquema como campo visual normal.

2.3 — Para las actividades que demanden una agudeza visual sin limitaciones, donde el campo visual periférico es de importancia capital (maquinista, conductores de buses, operadores de grúas y maquinaria pesada, etc.) se considerará el campo visual dividido en 8 meridianos de 60 grados cada uno lo que equivaldrá a 500 grados.

Para las actividades que no requieren de tanta capacidad visual (oficinistas, profesores, actividades de servicio), entendiendo que las lesiones son monoculares, se considerará el campo visual dividido en 8 meridianos pero de 40 grados centrales lo que equivale a 320 grados.

2.4 — Se analizará el Campo obtenido con el campímetro de Goldmann con Isoptera 1/IV para la periferia y 1/II para el campo central, y se contarán los grados comprometidos en cada meridiano.

2.5 — Obtenido el gráfico de la campimetría, se suman los grados de los ocho meridianos y se divide por 320 (total de grados para el campo visual normal para cada ojo), o 500 si se refiere a casos especiales, obteniéndose el campo visual preservado. La diferencia con la unidad será la pérdida del campo visual de ese ojo.

La pérdida de la capacidad visual unilateral se multiplica por el índice 0.25 para calcular la pérdida de la capacidad global.

2.6 — Cuando se trata del campo visual bilateral, se calcula la pérdida de ambos ojos por separado. Luego se suman y el resultado se multiplica por el factor 1.5, obteniéndose así el grado total de incapacidad por pérdida bilateral del campo visual.

2.7 — Cuando la agudeza visual está comprometida, al porcentaje de pérdida del campo visual deberá agregársele el originado por la primera (según capacidad restante).

3. Pérdida de la Función de la Musculatura Extraocular. Diplopía

3.1 — La pérdida de esta función obliga al paciente a consultar por diplopía y/o desviación de la cabeza. La diplopía también puede ser causada por traumatismo de la base de la órbita, o monocular en casos especiales de daño corneal.

La evaluación de la misma se hará considerando la edad y el tiempo de evolución, determinando una incapacidad que fluctuará entre el 10 y el 25 %.

3.2 — Se deberá considerar como Diplopía Residual aquella que ha resultado imposible corregir con la cirugía y que tampoco es posible reducir con el uso de prismas compensadores de Frenkel, en el post operatorio.

El trabajador podrá desempeñar alguna profesión en las mismas condiciones que un monocular, debiendo usar oclusión para poder desempeñar su actividad.

4. Pérdida del Alineamiento Ocular, de la Posición o Movilidad Palpebral y Misceláneas

4.1 — La pérdida del alineamiento ocular por causas diversas (post operatorias, traumáticas, etc.) será causal de invalidez.

 

Afecciones

Porcentaje

Orbita: Lesiones óseas, se remite al capítulo de Cabeza y Rostro

 

Quérato Conjuntivitis Crónica, alérgica o irritativa unilateral, que no remite con el tratamiento

hasta 5%

Quérato conjuntivitis Crónica, alérgica o irritativa bilateral, que no remite con el tratamiento

hasta 10 %

Pterigón post-traumático

5 %

Midriasis Paralítica unilateral

5 %

Midriasis paralítica bilateral

10 %

Midriasis post traumática por lesión del iris unilateral

5 %

Midriasis post traumática por lesión del iris bilateral

10 %

Iridodiálisis (con compromiso visual) Unilateral

5 %

Iridodiálisis Bilateral

10 %

Ptosis palpebral unilateral con pupila descubierta

5 %

Ptosis palpebral bilateral con pupila cubierta. Se le sumarán los trastornos funcionales de la visión

Variable

Deformaciones palpebrales monoculares

5-10 %

Deformaciones palpebrales bilaterales

10-20 %

Lagoftalmos residual unilateral

5-10 %

Lagoftalmos residual bilateral

10-20 %

Estrabismo (lesión muscular o nerviosa). Según agudeza visual

 

Epífora post traumática unilateral

5-10 %

Epífora post traumática bilateral

10-20 %

Enucleación con prótesis

45 %

Enucleación no permite prótesis

50 %

Enucleación o evisceración bilateral

100 %

Oftalmía simpática, secuelar o accidentes en el otro ojo

100 %

Ceguera, post traumática, sin deformación del globo ocular, unilateral

42 %

Ceguera post traumática o atrófica del globo ocular con deformación unilateral, que permite prótesis

45 %

 

GARGANTA, NARIZ Y OIDO

Generalidades

LAS LESIONES DE GARGANTA, NARIZ Y OIDO QUE SERAN EVALUADAS, SON LAS QUE DERIVEN DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES QUE FIGUREN EN EL LISTADO, DIAGNOSTICADAS COMO PERMANENTES O SECUELAS DE ACCIDENTES DE TRABAJO.

Para la evaluación de los daños laborales, producidos en Garganta,

Nariz y Oído, son útiles los siguientes elementos:

Datos clínicos: Anamnesis, examen Otorrinolaringológico, Neurológico.

Diagnóstico por imágenes: Rx. correspondiente a las zonas afectadas, en las posiciones específicas:

1 - Maxilar superior:

Mentonasoplaca (M.N.P.).

 

Frontonasoplaca (F.N.P.)

2 - Arco Cigomático: posición submento vertical, M.N.P. y F.N.P.

3 - Fracturas nasales: M.N.P., F.N.P. y perfil.

4 - Peñasco: Stenvers, Schuller.

Tomografía Axial Computada y Resonancia mag. Nuc.

Electrofisiológico Electronistagmografía, Audiometría tonal, Logoaudiometría.

Potenciales Evocados Auditivos.

SI.S.I., Rinomanometría. Olfatometría.

OIDO

Lesiones traumáticas

 

Pabellón Auricular

 

Otohematoma, uni o bilateral sin complicaciones

sin incapacidad

Otohematoma, uni o bilateral con complicaciones

según secuelas

Condronecrosis

5 %

Cicatrices, ver Capítulo de Cabeza y Rostro

 

Membrana del Tímpano

 

Perforación uni o bilaterales, según repercusión auditiva y/o vestibular

 

Dislocación de Huesecillos. Según repercusión auditiva y/o vestibular

 

 

Normas para la evaluación del daño auditivo

Los trabajadores que hayan sufrido daño auditivo, sea por intoxicación, sobreexposición aguda o crónica a ruido, o bien por contusión encefálica, se someterán a estudio auditivo consistente en evaluación otológica y 3 audiometrías, así como a otros estudios para verificar el daño cocleal. Estos exámenes deberán hacerse después de un mínimo de 24 hs. de reposo auditivo y entre ellos deberá existir un intervalo no inferior a 7 días.

Los promedios de los decibeles, medidos en los umbrales de las frecuencias consideradas, en los tres exámenes, no podrán diferir en más de 10 dB. Si este requisito no se cumple en las 3 audiometrías, deberán tomarse otras hasta lograrlo.

Si por efecto de un trauma agudo se pierde total e irreversiblemente la función de un oído, conservándose la normalidad del otro, la incapacidad a reconocer será del 15 %.

La hipoacusia total, traumática o por exposición al ruido, se evaluará con una incapacidad del 42 %. Las Hipoacusias parciales se evaluarán según las tablas.

Cálculo de la pérdida monoaural

Se suma la pérdida en decibeles de la vía aérea de los tonos 500, 1.000, 2.000 y 4.000. La suma obtenida se traslada a la tabla donde se convierte en porcentaje de pérdida auditiva.

 

PERDIDA AUDITIVA MONOAURAL

SD

%

SD

%

100

105

110

115

120

125

130

135

140

145

150

155

160

165

170

175

180

185

190

195

200

205

210

215

220

225

230

235

0,0

1,9

3,8

5,6

7,5

9,4

11,2

13,1

15,0

16,9

18,8

20,6

22,5

24,4

26,2

28,1

30,0

31,9

33,8

35,6

37,5

39,4

41,2

43,1

45,0

46,9

48,9

50,6

240

245

250

255

260

265

270

275

280

285

290

295

300

305

310

315

320

325

330

335

340

345

350

355

360

365

370 o >

52,5

54,4

56,2

58,1

60,0

61,9

63,8

65,6

67,5

69,3

71,2

73,1

75,0

76,9

78,8

80,6

82,5

84,4

86,2

88,1

90,0

90,9

93,8

95,6

97,5

99,4

100,0

 

 

Cálculo de la pérdida auditiva bilateral

Se suma la pérdida en decibeles de la vía aérea de los tonos 500, 1.000, 2.000 y 4.000 de cada oído y se lo traslada a la Tabla de la A.M.A./84 - A.A.O. MAY./79.

En esta Tabla se debe buscar en su eje horizontal el mejor oído y en su eje vertical el peor; de la intersección de ambos ejes surge la pérdida auditiva bilateral en porcentajes. Dicho valor multiplicado por 0,42 da como resultado la pérdida del % del salario.

En caso de no contar con la Tabla de la AMA, se puede determinar el valor de la pérdida del porcentaje del salario, por lesión auditiva uni o bilateral, con la siguiente fórmula:

 

(% Oído mejor x 5) + (% Oído peor x 1)

x 0,42 = % del Salario

6

 

 

Evaluación de incapacidad por alteración de equilibrio por lesión de la rama vestibular.

La alteración de la rama vestibular del nervio auditivo puede causar perturbaciones del equilibrio. Para los efectos de esta norma se define equilibrio como la capacidad de adquirir, cambiar o mantener una actitud corporal que permita la realización de un determinado trabajo.

La determinación del deterioro se sustentará en signos objetivos, atribuidos al daño orgánico, en el examen laberíntico. La evaluación del deterioro se establecerá en base al grado de trastorno del equilibrio constatado (por electronistagmograma, examen neurológico, etc.) y no en relación con la sintomatología vertiginosa. Las determinaciones se realizarán después de 6 meses de suspendida la exposición al agente o el accidente supuestamente causal. Los niveles de deterioro a considerar con sus respectivas incapacidades son los siguientes:

 

Grado I. Deterioro mínimo. Se produce desequilibrio con los cambios bruscos de posición de la cabeza o en determinadas posiciones de la misma. Leves desviaciones y/o lateropulsiones en la marcha con ojos cerrados. Signos objetivos de daño orgánico en examen laberíntico y/o neurológico.

Incapacidad 10 %

Grado II. Deterioro leve. Hay trastornos en la marcha y giros rápidos los que se acentúan al hacerlo con los ojos cerrados. Logra mantenerse en pie con los ojos cerrados. Hay signos objetivos en exámenes laberínticos y/o neurológicos.

Incapacidad 20 %

Grado III. Deterioro moderado. La marcha sólo es posible con apoyo de bastón. Gran dificultad para mantener el equilibrio con ojos cerrados e imposibilidad de marcha en esas condiciones.

Incapacidad 40 %

Grado IV. Deterioro avanzado. Hay gran dificultad para realizar cambios de posición. Imposibilidad de mantener una posición para desempeñar una tarea.

Incapacidad 70 %

Grado V. Deterioro grave. Imposibilidad de marcha con ojos abiertos. Requiere asistencia de terceros para su traslado.

Incapacidad 100 %

 

Peñasco, con complicaciones, se evalúan las secuelas

Apófisis Mastoides, sin complicaciones, no tiene incapacidad

Apófisis Estiloides, sin complicaciones, no tiene incapacidad

Apófisis Estiloides, con complicaciones (Ver Pares Craneales)

Se agregará la incapacidad, si hubiere, por repercusión auditiva y/o vestibular.

NARIZ Y SENOS PARANASALES

Las lesiones deformantes del rostro como los desplazamientos óseos y complicaciones se evaluarán después de la cirugía reparadora, reduciéndose los porcentajes de incapacidad, según el éxito de la cirugía.

NARIZ

 

Pirámide Nasal

 

Amputación nasal, total

hasta 30 %

Ventanas Nasales

 

Deformidad marcada unilateral

hasta 8 %

Deformidad marcada bilateral

hasta 15 %

Fractura de los huesos propios

 

sin desplazamiento

sin incapacidad

con desplazamiento

hasta 6 %

Fractura Lámina Vertical del Etmoides

 

sin desplazamiento

sin incapacidad

con desplazamiento y Obstrucción nasal

hasta 6 %

(se le sumará la obstrucción nasal)

 

Fractura del hueso Vomer

 

sin desplazamiento

 

con desplazamiento y complicaciones

 

(se le sumarán las secuelas)

 

Fractura del Tabique Cartilaginoso

 

sin desplazamiento

sin incapacidad

con desplazamiento

hasta 6 %

perforación del Tabique Cartilaginoso

0-5 %

 

A la lesión anatómica se le sumará la repercusión funcional respiratoria (únicamente en los casos que no tenga solución terapéutica) según los siguientes parámetros:

Obstrucción Nasal

   

unilateral

parcial 0-5 %

total 5-10 %

bilateral

parcial 5-10 %

total 25-30 %

Además, se evaluará el compromiso estético según lo considerado en el Capítulo de Cabeza y Rostro.

SENOS PARANASALES

La fractura de los Senos Maxilar, Esfenoidal, Etmoidal o Frontal, que no produzcan complicaciones, no serán motivo de incapacidad.

Los desplazamientos óseos y las complicaciones se evaluarán posteriormente a las reparaciones quirúrgicas y/o médica.

 

Hundimiento de los senos

10-20 %

Desplazamiento del piso orbitario atrapamiento del recto inferior

10-20 %

Deplopía (ver Cap. Ojos) se le sumará a la incapacidad existente

 

Hiposmia

5 %

Anosmia

10 %

Cráneo Hidrorrea con solución terapéutica

5-10 %

Cráneo Hidrorrea sin solución terapéutica

40-60 %

Fractura del hueso Malar

 

con desplazamiento que involucra su apófisis orbitaria

10-20 %

asociada a la apófisis orbitaria del Frontal

15-20 %

Fractura del Cigoma

 

única, con desplazamiento

5 %

asociada al Malar

10-20 %

asociada al Malar y al piso orbitario, con desplazamiento

10-20 %

Fractura del hueso Palatino, con complicaciones

según secuela

Enfermedad profesional

 

Cáncer Primitivo de Etmoides

 

Local

20 %

Invasor (Piso de la Orbita, etc.)

90 %

 

LARINGE

 

Traumatismos

 

Parálisis Cuerdas Vocales única

5 %

Parálisis Cuerdas Vocales bilateral

10 %

Estrechez Laríngea, sin disnea

5 %

Estrechez Laríngea, con disnea (ver Cap. Respiratorio)

 

Estrechez Laríngea, con disfonía

5-15 %

laringectomía parcial

35 %

laringtectomía total

50-70 %

Traqueostomía transitoria (se evaluará según secuelas respiratorias y de la fonación)

 

Traqueostomía definitiva

50 %

Enfermedades profesionales

 

Disfonía funcional irreversible

15 %

Nódulos de las cuerdas vocales operadas con secuelas irreversibles

20 %

Laringitis crónica irreversible

20 %

 

SISTEMA RESPIRATORIO

Generalidades

LAS LESIONES DEL SISTEMA RESPIRATORIO QUE SERAN EVALUADAS, SON LAS QUE DERIVEN DE LAS ENFERMEDADES PROFESIONALES QUE FIGUREN EN EL LISTADO, DIAGNOSTICADAS COMO PERMANENTES O SECUELAS DE ACCIDENTES DE TRABAJO.

Los criterios para evaluar la incapacidad respiratoria causada por Enfermedades Profesionales o secuelas de accidentes de trabajo, se basan fundamentalmente en el compromiso funcional.

Elementos de diagnóstico: Anamnesis, Examen Médico

laboratorio específico: gases en sangre, baciloscopía

Diagnóstico por imagen Rx, TC, ECO, Centellografía

Pruebas funcionales: Espirometría, Dico (pruebas de difusión)

Endoscopias y biopsias pulmonares, ganglionares, etc.

Los estudios que miden la función sólo tendrán valor si fueron efectuados fuera del período agudo o de reciente reactivación del proceso crónico.

Cuadro 1

 

Alteraciones

CV

VR

VEF1/CVF

VEF/1

ASMA

BRONQUITIS Cr.

NEUMOCONIOSIS

ENFISEMA

No dism.

No dismin.

Dism.

No dism.

No aum-.

no dism.

Dism.

Aum.

Dism

Dism.

N

Dism.

Dism.

Dism.

No dism.

Dism.

 

El estudio Espirométrico es de fundamental importancia para el diagnóstico del tipo de patología pulmonar, especialmente en las Enfermedades Profesionales. El criterio de normalidad funcional será el propuesto por la Americana Thoracic Society.

Con el anamnesis (disnea, Agente, Tipo de trabajo, etc.), Examen Físico, Espirometría, Rx, y eventualmente gases en sangre y difusión pulmonar de gases; se llegará al diagnóstico de Enfermedad Profesional, y ubicar al trabajador dentro de la siguiente tabla para valorar el grado de incapacidad respiratoria que presente.

TABLA DE VALORACION PARA INCAPACIDAD RESPIRATORIA

Cuadro 2

 

Estadio I:

Ausencia de disnea Ex normal o secuela uni o bilateral menor al equivalente de un tercio de la playa pulmonar derecha. Volúmenes Espirométricos mayores de 80 %. Gases en sangre normales

Sin incapacidad

Estadio II:

Disnea a grandes esfuerzos y/o Rx lesiones uni o bilaterales que no excedan el equivalente al tercio de la playa pulmonar derecha Volúmenes Espirométricos entre 65 y 80 %. Gases en sangre con saturación de O2 mayor del 85 %

hasta 30 %

Estadio III:

Disnea a medianos esfuerzos y/o Rx con lesiones uni o bilateral que no exceden el equivalente a toda la playa pulmonar derecha Volúmenes Espirométricos entre 50 y 65 %. Gases en sangre con saturación de O2 mayor del 85 %

35 - 50 %

Estadio IV:

Disnea a míminos esfuerzos y/o en reposo y/o Rx lesiones uni o bilateral que exceden la superficie de la playa pulmonar derecha Volúmenes Espirométricos menores al 50 %. Gases en sangre con saturación menor del 85 %

55 - 70 %

Estadio V:

Insuficiencia Respiratoria Terminal, con Cor-Pulmonare

70 - 90 %

 

ENFERMEDADES PROFESIONALES

1. — NEUMOCONIOSIS FIBROGENICAS

Los criterios para evaluar la incapacidad respiratoria causada por neumoconiosis fibrogénica, como es el caso de aquellas derivadas de la exposición a sílice, asbesto, etc., se basan fundamentalmente en el compromiso radiológico y funcional. Para lo radiológico, se utiliza la norma de lectura de placas con neumoconiosis de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de 1980, que establece los criterios que se muestran en el siguiente cuadro:

Cuadro 1

 

OPACIDADES PARENQUIMATOSAS

PEQUEÑAS

GRANDES

PROFUSION

 

0 1 2 3

 

A - Diámetro, o la suma de los diámetros > 3 mm y < de 50 mm.

 

B - Diámetro, o la suma de los diámetros < o = al área del 1/3 superior del pulmón derecho

 

C - Diámetro, o la suma de los diámetros > al área del tipo B

 

REDONDEADAS

 

 

IRREGULARES

 

P—Diámetro < 1.5 mm

Q—Diámetro > 1.5 < 3 mm

R—Diámetro > 3 < 10 mm

S—Diámetro < 1.5 mm

T—Diámetro > 1.5 < 3 mm

U—Diámetro > 3 < 10 mm

 

 

 

OPACIDADES PLEURALES

PARED COSTAL

DIAFRAGMA

ANGULO COSTOFRENICO

CIRCUNSCRITAS O DIFUSAS

SI

NO

SI

NO

ANCHO

a—<5 mm

b—>5< 10 mm

c—> 10 mm

EXTENSION

1—a 1/4 de la pared torácica.

2—>1/2 de la pared torácica

3—>1/2 de la pared torácica

D

E

R

E

C

H

O

I

Z

Q

U

I

E

R

D

O

 

D

E

R

E

C

H

O

I

Z

Q

U

I

E

R

D

O

 

CALIFICACIONES

El límite inferior para definir la obliteración del ángulo costofrénico, está dada por a Rx. de tórax estándar, categoría 1/1 - t/t

PARED

DIAFRAGMA

OTRAS

EXTENSION

1—< 20 mm

2—> 20 y < 100 mm

3—> 100 mm

 

Las alteraciones radiológicas pulmonares son condición sine qua non para el diagnóstico de neumoconiosis. En el caso de trabajadores expuestos a fibra de asbesto, la presencia de placa pleural, como signo aislado, no permite formular el diagnóstico de asbestosis en ausencia de opacidades parequimatosas.

Para medir el compromiso funcional se utilizará la espirometría, la que deberá realizarse sin broncodilatador, siendo la Capacidad Vital Forzada (CVF) y la Capacidad Residual (CR) los parámetros más alterados en esta patología, según se aprecia en el Cuadro Nº 1.

Los volúmenes medidos se expresarán en porcentajes de las referencias de normalidad.

Teniendo presente que las neumoconiosis fibrogénicas, por el desarrollo de fibrosis, que destruye y reemplaza al tejido pulmonar, dan un compromiso fundamentalmente restrictivo, el valor de la capacidad vital forzada (CVF), será el ítem que incidirá más en la ubicación del trabajador en la Tabla de Incapacidad Respiratoria.

2. — BRONQUITIS CRONICA OCUPACIONAL

La exposición crónica a agentes irritantes de la vía respiratoria contribuye al desarrollo de Bronquitis crónica. Se define a esta entidad como la presencia de tos y expectoración durante un período mínimo de 3 meses por año, al menos durante dos años seguidos.

1. — Bronquitis crónica simple en la que no hay obstrucción permanente e irreversible de la vía respiratoria.

Incapacidad 0 %

2. — Bronquitis crónica obstructiva. la incapacidad se determinará sobre la base de las alteraciones ventilatorias que se demuestren mediante la espirometría sin uso de broncodilatador, teniendo presente que para la patología obstructiva, se emplearán los indicadores Volumen Espiratorio Forzado en un segundo (VEF1), y la relación entre éste y la Capacidad Vital Forzada o Indice de Tiffeneau VEF1/CVF, como los más orientadores para la ubicación del trabajador en la tabla de Incapacidad Respiratoria.

Si el resultado fuere inferior a 66 % procederá nivelar la incapacidad permanente en 66 % en aquellos casos cuyas mediciones de gases arteriales en reposo muestren una PaO2 igual o inferior al 85 % o una PA CO2 igual o superior al 15 % de lo que se considere normal.

3. — ASMA BRONQUIAL OCUPACIONAL

En los casos de asma ocupacional para los efectos de incapacidad, se reconocerán las 3 siguientes categorías:

A. — Asma sin Hiperreactibilidad Bronquial Inespecífica. Una vez que se aleja definitivamente a la persona del ambiente laboral causante desaparece el asma. Si bien queda sin secuelas respiratorias, sí queda con un estado inmunitario que le impide continuar desempeñando su trabajo específico.

Incapacidad: 0-15 %.

B. — Asma con HRB inespecífica. La persona continúa padeciendo el asma a pesar de su alejamiento definitivo del ambiente laboral causante, lo que hace imperativo un tratamiento permanente de mantención y controles médicos periódicos. Con un tratamiento adecuado puede desenvolverse relativamente bien en su vida cotidiana, pudiendo desempeñar trabajos que no impliquen agresiones respiratorias de ningún tipo, incluido el tabaquismo.

Incapacidad: 15-30 %.

C. — Asma bronquial severo, es el que se asocia a una obstrucción bronquial persistente, que no revierte significativamente con el uso de broncodilatodores, constituyendo una severa limitante para el esfuerzo físico. La incapacidad se determinará mediante las pruebas espirométricas, para clasificarlo en el estadio funcional correspondiente. Los parámetros a tener en cuenta son los mismos de la Bronquitis Crónica obstructiva, es decir el Volumen Espiratorio Forzado en 1 seg.. (VEF1) y la relación VEF1/CVF.

La HRB deberá objetivizarse sólo mediante el test de metacolina. La respuesta se considerará positiva con una caída mínima del VEF1 de 20 %.

4. — CANCER OCUPACIONAL DEL APARATO RESPIRATORIO